Fushimi Inari-Taisha

Según el Yamashirokoku Fudoki, Irogu no Hatanokimi lanzó un pastel de arroz al aire. Transformado en un cisne, voló y se posó en lo alto de una montaña en donde comenzó a crecer arroz. Tiempo después, la emperatriz Genmei ordenó que levantase tres altares a tres deidades en tres montañas el primer día del Caballo del segundo mes. Así se hizo. Esa cosecha los campesinos recolectaron incontables koku, los criadores de gusanos acumularon resmas interminables de la mejor seda, los comerciantes más devotos se enriquecieron y la prosperidad se extendió por todo la nación…. No he encontrado en texto alguno una razón que explique que llevó a este hombre a tirar un pastel al aire. Costumbres locales, supongo.

Fushimi01Fushimi02Fushimi03Fushimi04Fushimi05Fushimi06

Más allá de toda leyenda, Fushimi Inari-Taisha fue fundado en el 711 en el monte Inari, Kyoto. Inari es también la deidad Shinto del arroz, y este templo el más importante de los muchos que se le han consagrado en todo Japón. El zorro, el icono más abundante en estos santuarios, contrario a lo que muchos dicen no es la representación o el avatar del dios, sino su mensajero y guardian.

Fushimi07Fushimi08Fushimi09Fushimi10Fushimi12Fushimi15

Aquí se ruega por cosechas abundantes, prosperidad en los negocios y el bienestar de los miembros de las familias. Dentro del monte los caminos que conducen a santuarios menores repartidos hasta la cumbre están flanqueados por 10000 torii pintados de bermellón, un color que se obtiene mezclando tierra roja y mercurio. Son ofrendas votivas de individuos o empresas en agradecimiento por la prosperidad otorgada; aunque es una costumbre reciente que no se extendió hasta principios del periodo Edo. Es probable que durante alguna de las muchas festividades, tengan lugar ofrendas y ceremonias en los que uno o varios creyentes piden el favor de la deidad titular. No hay ningún problema en acercarse a mirar, pero está prohibido sacar fotos o vídeos. Como siempre hay alguien que aun así lo intenta los vigilantes del templo están cerca con un cartel que dice NO PHOTOS que suelen poner delante del objetivo del infractor.

Fushimi14Fushimi13Fushimi16Fushimi17Fushimi18Fushimi19

La hilera de torii extendiéndose hasta un lejano recoveco en el camino es la imagen icónica de Kyoto. El viajero se ve transportado al pasado, caminando a solas en la tranquilidad de un ocaso que refuerza los tonos rojizos de la madera. En la distancia, entre brumas y fugaz camina una geisha envuelta en sedas cubriéndose el rostro con un parasol, y uno  espera que un zorro te salga al encuentro por un breve instante, con un mensaje o una llave en la boca, antes de volver a la maleza para continuar con la misión encomendada por los dioses.

Fushimi20Fushimi21Fushimi22Fushimi23Fushimi24

Mentira: las tres veces que he ido, sin importar el día o la hora, está abarrotado de devotos y turistas luchando por un hueco en el que sacar una foto en la que se vea algo que no sea la marea humana. Las únicas geishas que podrás ver son turistas disfrazadas, y zorros no, pero niños impertinentes, gente disfrazada de corresponsal de guerra con cámaras y objetivos que no caben en el sendero, grupos de abuelos locales disfrazados de coronel tapioca y blogueros españoles despistados preguntando si por ahí se llega bien a Kinkaku-ji te vas a a hartar de ver. Añadamos que las cuestas que se adentran en los más profundo de la montaña no son aptas sino para corredores de fondo profesionales y que aun éstos llegan al final bañados en sudor , si es que antes no se confunden de sendero y acaban en las afueras de Nara.

Fushimi28Fushimi27Fushimi26Fushimi25Fushimi29

Por suerte para los que no somos tan atléticos, hay multiples tabernas, salas de té, puestos de helado en los que ir reponiendo fuerza cada pocos metros. Por los alrededores hay bastantes casas de comida y los fines de semana un mercadillo bastante majo. Ante la mínima amenaza de lluvia hay que proveerse de un chubasquero o paraguas, ambos se pueden comprar por bastante poco dinero en cualquier tienda de 24 horas de los alrededores. Aunque ya la mayor parte de los comercios aceptan tarjetas, no está de más llevar suficiente efectivo, sobre todo si el restaurante se ve algo viejo y lo atienden personas mayores. En mi experiencia en estos sitios es donde mejor se come.

Fushimi31

Cámaras: Fujifilm X-M1, Fujifilm X-100T y Fujifilm X-E1
Lentes: Fujinon 16-50mm y 35mm.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s