Yasukuni

La postura de Japón ante las atrocidades cometidas finales del XIX y principios del XX es ambivalente. Su ejercito se denomina Fuerzas de Autodefensa, hasta hace poco estaban confinados al archipiélago y por ley no se permitía su despliegue en el extranjero como muestra de su renuncia a cualquier política agresiva o expansionista. Por otro lado, a lo largo de los años se ha extendido una amnesia selectiva sobre la época y su actitud ante las víctimas se parece más a la mostrada por la República Democrática Alemana que a la de la República Federal. Las fuerzas de ocupación americanas construyeron el mito del que el emperador era tan sólo una figura representativa, impotente ante las acciones del gobierno y las fuerzas armadas; un mito que la sociedad japonesa ha decidido hacer propio.

YASUKUNI01YASUKUNI02YASUKUNI03YASUKUNI04YASUKUNI05

De hecho los sectores más nacionalistas y conservadores niegan que haya razones para el arrepentimiento y a medida que pasa el tiempo hacen más visible su presencia. Desde el fin de la ocupación norteamericana, el pago de reparaciones y las disculpas oficiales sólo han tenido lugar cuando el clamor internacional amenazaba con dañar su imagen y sus relaciones comerciales.

YASUKUNI06YASUKUNI07YASUKUNI08YASUKUNI09YASUKUNI10

El Santuario de Yasukuni está en Tokyo y fue fundado por el emperador Meiji con el objetivo de honrar a los que han dado su vida por el Imperio; incluye a militares y civiles (hombres, mujeres e incluso animales domésticos). Por desgracia, entre los nombres que se veneran están los de cientos de criminales de guerra. La inclusión es arbitraria sin tener en cuenta los deseos de familiares y allegados. Cada cierto tiempo las visitas oficiales de miembros del gabinete o de la familia imperial provocan incidentes diplomáticos con los antiguos países ocupados.

YASUKUNI11YASUKUNI12YASUKUNI13YASUKUNI14YASUKUNI15

Al llegar estaba en curso la visita de un miembro menor de la familia imperial amenizada por recitales y actuaciones musicales. Las estatuas de pilotos kamikaze, viudas de guerra, animales que reventaron en el campo de batalla en honor de su emperador parecen respaldar la posición revisionista cada vez más prevalente. Esta actitud se ve reforzada por los cambios geopolíticos de la zona. Con la bendición de los EEUU, las fuerzas armadas están cambiando su proyección tradicional por una mucha más agresiva que requiere el abandono del pacifismo impuesto hasta entonces.

YASUKUNI16YASUKUNI17YASUKUNI18YASUKUNI19YASUKUNI20YASUKUNI21YASUKUNI22

Visitamos el templo. Comimos y muy bien en la cantina del museo, y puse bastante nerviosos a las autoridades cuando intenté acercarme demasiado a la familiar del emperador. Firmes pero extremadamente educados me informaron que sólo podían tomar imágenes los enviados de ciertos medios de comunicación. Puse mi cara de turista despistado, pedí disculpas y volvimos en dirección a la estación de metro.

Cámara: Fujifilm X-E1

Objetivos: Fujinon 27mm F2.8; Samyang 12mm F2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s