Ameyoko

Empecemos haciendo amigos. La mayor parte de los blogs de viaje en español que escriben sobre Tokyo menciona siempre que su primera visita es al mercado de Ameyoko. Puede ser porque muchos de ellos antes de planificar su viaje leen lo que ya hay en internet. Otros, luchando con la abuela por un poco de espacio en la mesa camilla para apoyar su netbook a plazos, perpetra refritos sin haber salido nunca de su barrio. Los menos, son pobres licenciados en letras que hacen adaptaciones libres de los suplementos de viajes que encuentran en otros idiomas, cobrando dos o tres dólares por artículo, complementando su sueldo de teleoperador en algun suburbio de Buenos Aires, Quito o Lima.

DSCF2693DSCF2695DSCF2696DSCF2698

Por último están aquellos que declaran que ellos no son simples turistas y van a descubrir el Japón verdadero. Uno en su simpleza se pregunta cuál es el Japón verdadero. ¿El Yamato, el Heian, el Edo? ¿Los viejos militaristas que añoran los primeros años de la era Showa? ¿La sociedad retro-futurista y “cool” que creía que iba a conquistar el mundo a ritmo de visual kei? En un país en el que los templos y palacios tradicionales, hechos de madera, se reconstruyen cada pocos años, en el que incluso cambian de lugar o transmutan siguiendo la evolución religiosa o cultural de sus gentes, ¿qué es lo verdadero? 

A estos los he visto en santuarios perdidos en las montañas, sin valor artístico, religioso o cultural alguno, ignorados incluso por los propios monjes que deberían atenderlo, con la mirada perdida pensando más en lo que iban a fardar de vuelta a casa que con el viaje en sí. ¿Y qué hacía yo por ahí? Pues girar a la derecha cuando tendría que haber dado la vuelta a la izquierda, que San Google Maps todavía no es infalible. Gracias a Dios esta gente tan exclusiva no suele escribir, y no suelen dar la vara, ya que viven en un plano del intelecto superior en el que espero sigan por muchos años.

DSCF2699DSCF2700DSCF2702DSCF2705

Original que soy, yo fui el segundo día.

DSCF2706DSCF2707DSCF3358DSCF7300

Ameyoko es el apócope para “Ameya Yokocho” (el callejón de las tiendas de dulces), ya que antiguamente se concentraban ahí los mejores puestos de chuches. En los años de post guerra el término expandió su significado al de “America Yokocho” al desarrollarse aquí un mercado negro en el que conseguir muchos productos estadounidenses a mejor precio.

DSCF7302DSCF7303DSCF7305DSCF7306

Con la apertura de los grandes almacenes Yodobashi, entre otros, y la gentrificación de los alrededores, el carácter del mercado ha mutado. Ya apenas quedan tiendas de caramelos, dulces o electrónica. En el resto del distrito el comercio local ha dejado de servir las necesidades de sus residentes y se ha especializado en productos de coleccionista, regalos o cafetería y locales de bebida. Muchos de los puestos en Ameyoko han aprovechado la oportunidad y empezado a vender productos frescos, y ha evitado que el sitio haya degenerado en una abrevadero de turistas. Si es posible y te queda de camino, pasa a horas distintas: el Ameyoko que ves a media mañana poco tiene que ver con el de la salida de estudiantes y salarymen, y mucho menos con el que verás de noche cerrada.

DSCF8582

Cámaras: Fujifilm X-M1, Fujifilm X-E1

Objetivos: Fujifilm XC 16-50 F-3.5-5.6, Fujinon XF 35mm F1.4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s