Kiyomizu-dera

En Nara, a mediados de la séptima década del siglo octavo el monje Keshin recibió un mensaje en un sueño y partió hacia el norte. Acabó su búsqueda al norte de Kyoto, en el monte Otowa, en la cordillera Higashiyama: una fuente de agua cristalina. Ahí mismo talló una imagen de Kannon de las once cabezas y los mil brazos.

DSCF6060DSCF6056DSCF6057

Dos años después, el señor de la guerra Sakanoue-no-Tamuramo se adentraba en el bosque al pie del monte en persecución de una cierva. Tras lograr derribar su presa, y emocionado por la belleza del animal en sus últimos momentos de vida, rezó en voz alta a la diosa Kannon. Keshin le oyó y durante horas predicó al guerrero. Al final de la jornada, antes de volver con sus compañeros, Sakanoue prometió financiar la construcción de un templo.

DSCF6058DSCF6059DSCF6061

En Japón podemos encontrar varios templos con el nombre de Kiyumizo-dera. El que visitamos está en Kyoto, y fue fundado en 778. Los edificios que ocupan el recinto hoy en día datan de 1633, cuya reconstrucción al igual que Ninna-ji y el Palacio Imperial fue financiada por Iemitsu Tokugawa, el tercer shōgun del clan.

DSCF6062DSCF6063DSCF6068

El nombre según la leyenda se debe a la fuente que vierte su agua a través de tres caños bajo el edificio principal.

DSCF6065DSCF6066DSCF6067

Como muchos templos se encuentra en proceso de renovación, se espera que las obras finalicen en el 2019, a tiempo para que estén adaptados para los coches voladores de Blade Runner recibir a los visitantes que acudirán en masa a los Juegos Olímpicos del 2020.

DSCF6068DSCF6071DSCF6072

Si cruzas desde Sanjūsangen-dō hacia el museo, continuas al norte y giras a la izquierda, llegarás a un cruce en el que confluyen varias autopistas, y desde el que surgen varios caminos, si tomas el giro que no es acabarás en el monte equivocado y al llegar a lo más alto de la ladera tendrás que volver atrás, y volver a subir de nuevo otra cuesta con aun más pendiente: esto, es lo que nos pasó a Isa y a mí.

DSCF6073DSCF6077DSCF6085

Estando el Salón principal de obras, que además cierra el camino a la segunda pagoda del complejo, te pierdes las mejores vistas de Kyoto; también es una excusa para volver una cuarta vez.

DSCF6084DSCF6097DSCF6100

La estatua está en Jishu, sólo es accesible al público determinadas fechas del año.

DSCF6093DSCF6096DSCF6101

El escenario está soportado sobre pilares de madera a 13 metros del suelo. Se solían representar obras de teatro coincidiendo con los grandes festivales religiosos. Además, saltar del escenario hasta el fondo era una forma de hacer que los dioses te mirasen con favor, una práctica prohibida a finales del Periodo Edo principios del Meiji, a pesar del que el número de muertos nunca fue elevado. No puedo decir nada del número de gente que en vez del favor de los dioses se llevaron a casa una cojera, acabar con muletas o tirado en la cama por los restos.

DSCF6102DSCF6105

Si sigues subiendo más escaleras llegas a la zona donde aparte de tiendas de recuerdos hay dos piedras, si eres capaz de recorrer el trayecto sin tropezar ni desviarte, guiada por una amiga, encontrarás el amor verdadero. 

Escaleras abajo están las colas en donde americanos disfrazados de japoneses (aunque sin acertar del todo en el periodo de las ropas) hacían cola para beber de las fuentes.

DSCF6115DSCF6117

Seguimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s